miércoles, 25 de julio de 2012

Miércoles de Morfi: Sándwich de Todovale.



Despertarse muerta de hambre, y ¡El horror! No hay nada en la heladera más que aderezos, jugo, queso crema y el combo infaltable de cebolla y tomate para salsa o ensalada. O sea, nada para hacerse un desayuno de media tarde.

Pero algo hay que comer. ¡Algo! Y salir a la calle a comprar no es opción. Recién levantada, sin ganas de hacer nada, sin ganas de peinarme, menos que menos de vestirme presentablemente... y ya está. Nace el Sandwich Todovale, cocina boba pero gustosa para veinteañeros.

Con esta introducción, lo primero que sale pensar es que me morfé cualquier porquería, pero no. ¿Acaso esta fotito no es suficientemente seductora?




El Todovale es una mezcla de todo aquello que pueda ser metido en una sartén para saltearse, queso crema y unas tortillas simples de harina de trigo. Suena a desfachate, pero el caso es, la porquería es riquísima  son muy sabrosas, y definitivamente es mucho mejor que bajarse un paquete de galletitas dulces.

Para hacer el relleno de Todovale de la foto, usé lo que encontré: una cebolla grande, un tomate perita, y condimentos a mano. Descuarticé Corté la cebolla en cubitos medianos, dejé calentar un poco una sartén con aceite y la puse a cocinar a fuego medio hasta que empezó a transparentarse, con un poco de jengibre cortado en juliana para darle un toque alimonado. A mitad de la cocción, le rocié una pizca de azúcar, porque me gusta el toque dulce con las cebollas. Mientras se cocinaba, tomé el tiempo de lavar el tomate, cubetearlo y lo puse en la sartén a último momento. Cuando todo estuvo cocinado a mi gusto, le rocié una pizquita de sal, un rato después un toque de salsa de soja, dejé todo cocinarse unos minutos y apagué el fuego.

La cosa es simple, solamente sartén, un toque de aceite para lubricarla, e ir agregando ingredientes siguiendo un orden que respete el punto de cocción de cada uno. Primero va todo aquello que tengamos a mano [recordemos que es un Todovale, no son ingredientes fijos] que sea lento de cocinarse -como cebolla, verdeo, apio, pencas de acelga, hinojo, ajo, jengibre, zanahorias, repollo- seguidos por los más rápidos -como tomates, brotes de soja, brotes de alfalfa, arvejas naturales cocidas-, y  moverlos constantemente para que no se pongan cómodos quemen ni se peguen. 

Mientras el relleno se cocina a sartén, se van preparando las tortillas. Una taza de harina [de esas de 300cc], alcanza y hasta sobra para hacer una porción individual. Cualquier harina... sea más o menos ceros, integral, leudante, da igual. A eso, le agregamos sal a gusto y una cucharada de azúcar [tamizar sería lo ideal, pero también es demasiado laburo para quien recién se levanta y quiere morfar YA], y una vez bien mezclado, le tiramos un poco de aceite. ¿Cuánto? Un chorro. ¿En cantidades precisas? No tengo idea. Calculo que serán unas 4 cucharadas, más o menos. Volvemos a mezclar, y ahora sí, agregamos agua tibia hasta formar la masa.

El resto es descargarse con el pobre bollito, apretujarlo, estirarlo, cachetearlo, darle con fuerza hasta que la masa esté homogénea. Espolvoreamos la mesada con harina, estiramos en forma de disco, de cuadrado redondeado, de pacman con hidrocefalia, o de lo que salga. El grosor es a gusto, yo las preparo finitas para que queden crocantes y se hagan rápido. Las pinchamos un poco, y van a sartén tipo grill -o bifera, churrasquera- rociada con spray vegetal para asarlas hasta su muerte, oh malditas tortillas se doren de ambos lados.

Una vez frío el relleno, lo mezclé con dos cucharadas generosas de queso crema, corté las tortillas por la mitad, y preparé los sandwichitos. Acompañados con mate, son una delicia.

Además de esta, que fue la que tenía a mano, otra buena combinación es cebolla, jengibre, pimentón, sobras de pollo del día anterior, con un buen rocío de salsa de soja y queso crema. O cebolla, zanahoria, y remolacha cruda rallada [pero con menos azúcar al cocinar las cebollas, y mucha salsa de soja].

Buen provecho. Om nom nom.


1 comentario:

jlg_2011 dijo...

me gusta tu blog y soy miembro de la comu Ateos Taringueros, que buena receta con gengibre y salsa de soya te la puedo robar??